La percepción visual en la primera infancia

Bebé que mira

Pocos meses después del nacimiento, entre el 2º y 6º mes de vida, los bebés han alcanzado niveles perceptivos semejantes a los de los humanos.

Entre las medidas de la conducta perceptiva se encuentra el tiempo de fijación, que registra cuánto tiempo pasa el niño mirando a un determinado estímulo. Estas observaciones hacen suponer que si el niño dedica más tiempo a mirar, coger y/o sonreir a un estímulo determinado es porque le resulta más atractivo.

CÓMO SE DESARROLLA LA PERCEPCIÓN VISUAL

La vista empieza a ser funcional desde el momento en que nacemos. Si colocamos un objeto delante de los ojos del bebé, éste lo seguirá con la vista si el objeto se desplaza de derecha a izquierda.

Bebé y muñeca

La capacidad del cristalino para acomodarse va en función a la distancia en la que se encuentre el objeto. Así, la agudez visual y la capacidad de acomodación irán mejorando progresivamente hasta alcanzar valores semejantes a los adultos, lo que se produce entre el 3º y 4º mes.

1. La percepción del color

Bebé con las bolas de juego

En cuanto a la percepción del color, los niños al igual que los adultos ven el mundo en color y agrupan los colores en categorías.

2. La percepción de objetos

Entre los 3 y 4 primeros meses de vida, los niños perciben los objetos de tal forma que les permite captar el todo así como las partes que componen ese todo.

Sonriente bebé con los juguetes

Además, son capaces de reconocer los objetos aunque haya cambios en su orientación.

3. La atención y la exploración del entorno

La atención, durante el proceso de exploración del entorno, se dirigirá principalmente hacia aquellos estímulos que resulten más relevantes.

Bebé jugando en el otoño

Los niños prefieren mirar a un objeto brillante antes que a otro que no tenga brillo. Se sienten más atraídos por los objetos que se mueven antes que por los que permanecen estáticos. Sienten preferencia por los objetos nuevos más que por los viejos. Prestan más atención a los objetos que producen sonidos que a los que no lo producen. Resumiendo, los niños sienten mayor inclinación por lo complejo que por lo simple.

No estoy listo para Sleep

Con el tiempo, el niño va perdiendo interés por lo ya conocido por el efecto de la habituación y se interesará por las cosas nuevas, y llegará un momento el que prestar o no atención a algo no dependerá solo de las características física del objeto, sino también de su conocimiento y experiencias almacenadas, así como de sus intereses.

La atracción por los objetos más complejos aumentará a medida que lo hagan sus capacidades de procesamiento.

Anuncios

Publicado el 9 diciembre, 2013 en Primera Infancia, Psicología Evolutiva y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Martes de cuento

No hace falta quemar libros si el mundo empieza a llenarse de gente que no lee. Fahrenheit 451

Mujer a Diario Magazine

Un magazine en femenino, porque soy mujer y punto

jllopart

la poesía es libertad

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

FOTOGRAFIA ROCIOPH

"Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo eje"

En el OBJETIVO

Fotografía

félix molina

arte y literatura

A %d blogueros les gusta esto: